fbpx

LO QUE NECESITAS SABER SOBRE NUTRISCORE

ÍNDICE

A veces es peor el remedio que la enfermedad. En este caso, “la enfermedad” es la falta de información/conocimiento y “el remedio” es un nuevo modelo de etiquetado que la UE ha decidido implantar para distinguir los alimentos saludables de los No saludables. La realidad actual es que genera mayor confusión, que el etiquetado antiguo.

En el artículo de hoy, hablaremos sobre Nutriscore, también conocido como “semáforo de alimentos”.

¿Qué es el semáforo NutriScore?

El Nutriscore es una herramienta que se ha diseñado con el objetivo de “traducir y simplificar” el jeroglífico que suponen muchos etiquetados de los alimentos.

¿Qué significa cada color del semáforo?

A (Verde oscuro) = Excelente calidad nutricional
B (Verde clarito) = Buena calidad nutricional (existen excepciones, ver abajo)
C (Amarillo) = Calidad nutricional aceptable (existen excepciones, ver abajo)
D (Naranja) = Mala calidad nutricional (existen excepciones, ver abajo)
E (Rojo) = Muy mala calidad nutricional (existen excepciones, ver abajo)

¿Cómo funciona NutriScore?

Nutriscore asigna un color y una letra a los alimentos según su composición. Acercan a un alimento hacia el color verde un alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales, y su porcentaje de verdura y fruta. Por el contrario, lo acercan al color rojo un alto contenido en grasas saturadas, azúcar, sal y un alto número de calorías.

En ese funcionamiento es donde está su virtud, pero también su error. A pesar que suena bien sobre el papel, a la hora de llevarlo a la práctica aun falta mucho por mejorar.

Se trata de un sistema de etiquetado de entrada interesante pero que tiene 3 limitaciones MUY importantes :

  • No distingue las buenas grasas de las malas. El Aceite de Oliva Virgen Extra tiene por ejemplo un Nutriscore D, lo que da a entender que se trata de un alimento de «mala calidad nutricional», evidentemente, esto no es cierto, siempre y cuando lo consumamos en cantidades razonables. Y pasa lo mismo con algunas conservas de pescado.
  • No tiene en cuenta el grado de procesamiento de los alimentos. La Coca-Cola Zero por ejemplo está etiquetada con una B, clasificándola así en los alimentos con «buena calidad nutricional», lo que hace pensar que se trata de un alimento saludable cuando obviamente no es el caso.
  • Sólo permite comparar alimentos dentro de una misma categoría. Sin embargo, los consumidores necesitan comparar alimentos de categorías diferentes. Usar el Nutriscore con este, fin puede llegar a originar importantes problemas de interpretación. Es lo que pasa por ejemplo si comparamos el Aceite de Oliva con la Coca-Cola Zero.
Imagen creada por Sinazucar.org

¿Cómo funciona el algoritmo de NutriScore?

El sistema distribuye puntos en función de la composición nutricional por cada 100 g del producto. El algoritmo valora:

 Los elementos considerados como “favorables”:

  • Proteínas.
  • Fibras.
  • Porcentaje de frutas, verduras, legumbres y frutos secos.

 Los elementos considerados como “desfavorables”:

  • Cantidad de calorías.
  • Ácidos grasos saturados
  • Azúcares simples.
  • Sodio (sal).

Hay algunos matices en función de si el alimento es una bebida o si es sólido, pero el resultado es que en función de que haya más ingredientes de un lado de la balanza o de otro, se reparten los puntos que van de -15 a 40.

En este caso cuantos más puntos tienes es “peor”, y a partir de 19 puntos ya te vas a la casilla del rojo.

CONCLUSIONES GENERALES

Aunque la idea de inicio puede ser positiva con el objetivo de informar al cliente final que clase de producto está comprando, la industria alimentaria conoce muy bien la manera en la que reformular sus productos para que el nuevo etiquetado sea más favorable. Esto tan solo genera confusión entre muchos compradores, y en muchos casos les hacen creer que un producto es saludable cuando en realidad no lo es.

La intención es buena, pero en la práctica deja mucho que desear a la hora de ser 100% útil para todo tipo de perfiles.

Como base, siempre recomiendo la educación nutricional antes que dejarse guiar por etiquetados simplistas como este.

  • Prioriza la mayor parte de tu compra en el mercado con alimentos frescos.
  • Modera los enlatados o conservas
  • Reduce o elimina los ultraprocesados.

Utiliza el sentido común y no te dejes engañar.

Fernando Royano

Otros posts que pueden interesarte

Deja un comentario

En Wellnessreal nos dedicamos a mejorar la vida de las personas, enseñando hábitos y estilo de vida saludable desde un punto de vista global y sencillo.

Buscar en el blog

Descarga tu guía

Antes y después

Aquí podéis ver el antes y el después de mi colaboradora Beatriz.

Únete al club vip

y descarga tu regalo

Obtendrás tu guía de 36 páginas gratuitamente.

Únete al club vip
y descarga tu regalo

Obtendrás tu guía de 36 páginas gratuitamente.

¡Importante!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.

Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Abrir chat