CÓMO SOLUCIONAR PROBLEMAS TÍPICOS DE LA CETOSIS

por Fernando Royano

Cada vez hay mas evidencia científica de los beneficios de la cetosis en el cuerpo humano, sin embargo transicionar a este estado metabólico, en ocasiones presenta ciertos inconvenientes que es importante conocer y saber solventar.

A continuación te presento algunos de los principales problemas y algunas ideas para solucionarlos

GRIPE CETO

Durante el proceso de adaptación a la cetosis, el cuerpo, (tu cerebro y tus músculos principalemente ) requieren cierto tiempo para “aprender” a utilizar los nuevos combustibles y en ocasiones se pueden presentar algunos o todos de los siguiente síntomas

  • Mayor fatiga y cansancio general.
  • Antojos por cosas dulces.
  • Pérdida de concentración y rendimiento mental.
  • Mareos.
  • Irritabilidad.
  • Palpitaciones.
  • Problemas estomacales.
  • Dolores musculares.
  • Insomnio o dificultades para conciliar el sueño (artículo) .

Es cierto que no todo el mundo experimenta estos síntomas, pero cuanto menor sea tu flexibilidad metabólica, probablemente más síntomas experimentes.

¿CUANTO PUEDE DURAR ESTA GRIPE?

La duración de esta gripe, es variable dependiendo de la persona, oscilando entre los 2,3 días y en algunos casos puede extenderse a una semana, pero rara vez lo supera.

¿CÓMO PUEDO MITIGAR LOS EFECTOS NEGATIVOS?

Como en casi todo, los cambios bruscos no son lo más recomendable y en el caso de adaptarse a una dieta ceto no es la excepción, por lo que una de las estrategias mas razonables y sencillas, es reducir la ingesta de carbohidratos de forma progresiva. Si actualmente consumes 300gr diarios de carbohidrato y pasas a 50gr por día de manera brusca, te aseguro que lo vas a notar y bastante, por eso considero que es importante hacer una transición de forma gradual.

Muchos de los síntomas de la gripe ceto, son fruto de una pérdida de electrolitos, por lo que una forma sencilla y efectiva de mitigar los efectos negativos, es aumentar el consumo de sodio, potasio y magnesio.

IDEAS GENERALES

Bebe más agua y electrolitos:

No hay una medida estándar de referencia en cuanto a la cantidad de agua necesaria, ya que esto depende de cada persona y de la dieta que lleve. Pero una media entre 2 y 4 litros de agua al día durante las primeras semanas de dieta cetogénica, es un buen punto de partida. Los cafés, infusiones y caldos también cuentan.

Muchas personas reportan una mejoría de los síntomas en menos de una hora bebiendo agua con un poco de sal.

Ajusta los carbohidratos:

Mucha gente confunde “estar en cetosis” con “cero carbohidratos” y debes saber que esto no es así. El objetivo es llegar a la cetosis nutricional minimizando los síntomas. Si registras tu ingesta durante una semana y no llegas a los 20-30gr posiblemente debas aumentar 10 o 15 gr más, especialmente si eres una persona muy activa.

Añade grasa:

Aunque la idea es producir cuerpos cetónicos a partir de las reservas de grasa, añadir algo más de grasa en la dieta durante el proceso de adaptación, puede ayudar a reducir los síntomas de la gripe ceto.

Realiza ejercicio físico:

Como ya he mencionado en otras ocasiones, el ejercicio físico mejora la flexibilidad metabólica y acelera la adaptación muscular, haciendo que seas más eficiente metabolizando los ácidos grasos como fuente de energía.

Para finalizar este post introductorio, recuerda que debes tener paciencia y aunque hagas todo bien, es posible que los síntomas duren entre 1 y 2 semanas. No desesperes, merecerá la pena.

Fernando Royano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

categorìas
SÍGUEME EN LAS REDES
ANTES Y DESPUÉS

Aquí podéis ver el antes y el después de mi colaboradora Beatriz.

ÚNETE AL CLUB VIP

Y DESCARGA TU REGALO

Obtendrás tu guía de 36 páginas gratuitamente.