fbpx

BARRERAS DIGESTIVAS: EL ESTÓMAGO

ÍNDICE

Los centenares de bacterias que tenemos en la boca y el esófago pasan a ser miles en el estómago, millones y miles de millones en el intestino delgado, para convertirse finalmente en billones de bacterias en el colon.

Seguramente alguna te has preguntado:

¿Cómo ha podido llegar hasta nuestro organismo toda esa cantidad de bacterias?

Estamos continuamente expuestos al ambiente externo, mediante la ingesta de alimentos, los microbios que tocamos con las manos, con todo el recubrimiento de la piel, a través de la respiración, los que provienen de nuestras mascotas…, muchos entran y salen, mientras que otros se quedan a vivir con nosotros.

Para que estas bacterias se queden con nosotros, primero tienen que sobrevivir al ambiente ácido del estómago; esta es la primera barrera del aparato digestivo para que no lleguen demasiadas bacterias al intestino delgado. Por eso es tan importante mantener el estómago ácido, como si fuese una caldera, así eliminar los microorganismos antes de que lleguen al intestino y se queden con nosotros.


Una de las causas de la acidez o reflujo es la relajación del cardias (esfínter que conecta el esófago con el estómago), que requiere un pH estomacal entre 1 y 2 para poder cerrarse correctamente. Si el pH estomacal aumenta (menos ácido), el esfínter se relaja, la válvula queda entreabierta y se produce el reflujo.

Cuando el ácido estomacal es insuficiente, se dan una serie de condiciones que fomentan el aumento de la presión intraabdominal que empuja el cardias y tiende a abrirse; si, además, una pequeñísima cantidad de ácido estomacal llega a tocar el esófago, se produce dolor y ardor, porque no tiene protección contra el ácido clorhídrico. Por lo que, en este caso, tomar un antiácido sí aliviaría el síntoma en el momento, pero no soluciona el problema, es más, la toma continuada de antiácidos podría llegar a empeorarlo.


Normalmente se considera que la causa del reflujo ácido es un exceso de ácido estomacal, por eso unos de los medicamentos más vendidos y consumidos sin control son los inhibidores de la bomba de protones (omeprazol), que bloquean la producción de ácido en el estómago. El síntoma se soluciona temporalmente, pero no se trata el origen del problema, ya que estos medicamentos están indicados para la hiperacidez estomacal, así que no serviría para todos los casos en los que se sienta acidez (como he explicado antes, se puede sentir acidez y no tener hiperacidez estomacal, sino todo lo contrario). Sin embargo, lo suelen tomar pacientes con hipoclorhidria (estómago poco ácido) durante largas temporadas, lo cual puede traer consecuencias.


Si bien es cierto que los inhibidores de la bomba de protones son necesarios en algunos casos para desinflamar la mucosa del estómago, la toma de manera crónica debe hacerse siempre bajo control médico y revisarse de vez en cuando, porque en algunos casos es evitable. Además, personas con déficit de vitamina B12 u otras vitaminas o minerales deben tener especial cuidado con la toma de antiácidos durante largas temporadas porque puede generar un déficit de vitaminas.

Los efectos de no tener un pH suficientemente ácido son, entre otros:


• Reflujo gastroesofágico
• Sobrecrecimiento de bacterias en el intestino delgado, hongos o parásitos
• Permeabilidad intestinal
• Proliferación del Helicobacter pylori, que crece en ambientes menos ácidos
• Disminución de la producción de una sustancia llamada «factor intrínseco», que
facilita la absorción de la vitamin a B12, por tanto, déficit de vitamina B12
• Mala absorción de fármacos cuya solubilidad depende de un pH ácido del
estómago

Mala absorción de minerales como zinc, calcio, selenio, magnesio y cobre, entre otros:

• Fatiga crónica
• Dolores de cabeza
• Intestino irritable
• Problemas en la piel
• Trastornos de la inmunidad
• Disminución de la síntesis de neurotransmisores
• Caída del cabello
• Inflamación de las articulaciones

Síntomas de disminución del ácido en el estómago:

• Estreñimiento o diarrea
• Eructos después de la comida
• Digestiones lentas
• Sensación de estar muy lleno tras las comidas
• Náuseas
• Gases, hinchazón y ardor de estómago que aumentan a lo largo del día
• Sensación de encontrarse mejor entre horas, cuando no se come

La falta de ácido clorhídrico también puede ser causada por:

• Abuso de azúcares y grasas malas en la dieta
• Alcohol
• Tabaco
• Estrés
• Abuso de antiácidos

SOLUCIONES

Cómo mejorar y aumentar la acidez de estómago:

  • Infusión de jengibre: Pon unas rodajitas de jengibre y déjalas en infusión en agua unos minutos con un chorrito de limón. Tómala antes de las comidas.
  • La papaya y la piña tienen enzimas digestivas que pueden ayudarte a mejorar la
    digestión (papaína y bromelaína).
  • Tomar 1 cucharadita de vinagre de manzana sin filtrar en ayunas.
  • No tomar comidas abundantes.
  • No abusar de los líquidos durante las comidas (agua, infusiones…), mejor entre
    horas.
  • Tomar alimentos con probióticos naturales como yogur, kéfir, etc.
  • En estos casos, hay que valorar la tolerancia de los fermentados.
  • No tomar azúcares, edulcorantes o grasas malas.
  • No tomar bebidas gaseosas.
  • No comer entre horas, dejar descansar al sistema digestivo

Fernando Royano

Otros posts que pueden interesarte

Deja un comentario

En Wellnessreal nos dedicamos a mejorar la vida de las personas, enseñando hábitos y estilo de vida saludable desde un punto de vista global y sencillo.

Buscar en el blog

Descarga tu guía

Antes y después

Aquí podéis ver el antes y el después de mi colaboradora Beatriz.

Únete al club vip

y descarga tu regalo

Obtendrás tu guía de 36 páginas gratuitamente.

Únete al club vip
y descarga tu regalo

Obtendrás tu guía de 36 páginas gratuitamente.

¡Importante!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.

Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Abrir chat