VITAMINA D, BENEFICIOS, SÍNTESIS Y RECOMENDACIONES

por Fernando Royano / Nov 30, 2017

¿Qué es la vitamina D?

También denominada calciferol, la vitamina D es una de las vitaminas liposolubles imprescindibles para la formación normal de los huesos y de los dientes y para la absorción del calcio a nivel intestinal. La deficiencia de vitamina D puede causar osteoporosis y raquitismo.

¿Cómo se sintetiza?

Se absorbe junto con las grasas y con ayuda de la bilis, ya que es una vitamina liposoluble, de hecho, la contienen los alimentos ricos en grasas. Una vez absorbida, se transporta al hígado donde es almacenada. También se almacena en piel, huesos, bazo, dientes y cerebro.

La vitamina D que se almacena en la piel, se sintetiza a través de los rayos ultravioleta que nos aporta el sol, por lo que tomar unos baños de sol en al menos el 50% de nuestro cuerpo y durante 30´, es fundamental.

¿Dónde la podemos encontrar?

En los pescados grasos, como el salmón, el atún y la caballa se encuentran entre las mejores fuentes de vitamina D. El hígado vacuno, el queso y la yema de huevo contienen cantidades menores. Los hongos aportan cierta cantidad de vitamina D y en los vegetales de hojas verdes.

¿Cuándo puede haber carencia?

La carencia de esta vitamina es bastante frecuente partir de los 50 años, en la mayoría de las veces por una mala función hepática, ya que esta vitamina se activa a través del hígado principalmente. También puede deberse a la aportación de una excesiva protección solar o la falta de baños de sol, que suele ocurrir en personas que trabajan en el interior durante el día, oficinas, almacenes…y que no ven la luz del día.

¿Qué consigue la vitamina D, qué función tiene?

Entre las importantes labores, tiene un gran función a nivel de tejidos, en concreto el tejido óseo, ya que es la encargada de favorecer la absorción del calcio y fósforo en el intestino (minerales esenciales para la formación del hueso) y también consigue que el colágeno madure, proteína fundamental para que el calcio se fije en el hueso.

También cabe destacar, que ejerce otra función a nivel renal, consiguiendo una menor eliminación del fósforo y así mantener esa proporción calcio/fósforo, y consiguiendo esa mejor absorción de este mineral a nivel intestinal.

 

Ca + P →  Forman hueso

 

Cuando el PH sanguíneo está acidificado, la hormona paratiroidea se encarga de que el calcio salga del hueso a la sangre – es el llamado mecanismo tampón – y el calcio al ser un mineral alcalino corregiría ese PH acidificado.

Y por qué comento esto, el motivo es que cuando el PH se normaliza, hay otra hormona llamada calcitonina que se encarga de fijar calcio en el hueso nuevamente, y aquí es donde cumple un papel importante esta vitamina D, ya que favorece la producción de esta hormona calcitonina, principal encargada de fija el  calcio en el hueso.

Una curiosidad más, es que la vitamina D inhibe la producción de células cancerígenas.

La forma de conseguir esto es rodeandolas y presentándolas a nuestro sistema inmune. Ha que decir que las células tumorales pasan desapercibidas ante nuestro sistema inmune, por lo que la acción de la vitamina D es fundamental para neutralizar a los antígenos.

Se ha demostrado que su mayor actuación es en el cáncer de mama, pulmón, piel, colon y hueso.

¿Qué relación tiene la carencia de vitamina D y la depresión?

Una vez más, estudios recientes asocian la falta de Vitamina D con un mayor riesgo de depresión. Los resultados muestran que las personas de edad avanzada con un nivel sérico por debajo de 50 nmol / L tienen un riesgo significativamente mayor de depresión que los de su mismo grupo de edad con un nivel sérico de 50 nmol/L.

Las investigaciones realizadas en los Países Bajos en 2008 muestran que niveles bajos de vitamina D y el aumento de los niveles de la hormona paratiroidea se relacionan con una mayor prevalencia de depresión en las personas de edad avanzada (entre las edades de 65 y 90).

Siendo una  hormona esteroide, la vitamina D3 tiene un papel crucial en una amplia gama de procesos corporales. Además, la vitamina D es esencial para el cerebro. Esto se hace evidente cuando se observa el gran número de receptores de vitamina D en el cerebro. Ahora es de conocimiento general que la mayoría de la gente en el Reino Unido tienen una deficiencia en Vitamina D- y que, como bien sabemos “no hay vida sin luz”.

La deficiencia en Vitamina D puede contribuir al desarrollo y exacerbación de problemas de salud, tales como:

  • Debilidad muscular  
  • Osteoporosis
  • Fracturas óseas
  • Enfermedades autoinmunes 
  • Sistema inmunológico debilitado (infecciones)
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Distintos tipos de cáncer y trastornos psiquiátricos.

¿Es preferible el consumo diario de Vitamina D3 mejor que una sola toma anual?

La investigación anterior indica los beneficios de la ingesta diaria de Vitamina D3,  mientras que la administración de una dosis anual de una sola vez parece tener el efecto contrario. Un meta análisis demuestra que la suplementación diaria con 7.5 – 25 mcg (700 – 1000 IU) de Vitamina D 3 reduce el incidente de caídas en personas de edad avanzada en un 19 %. Además, parece que los suplementos de vitamina D con menos de 17.5 mcg al día (700 UI), no tienen ningún efecto, y que los niveles en sangre de menos de 60 nmol / L no son eficaces en la reducción de los incidentes de caídas en personas mayores. Una dosis anual de 500,000 IU durante un periodo de 3 a 5 años en realidad llevó a un 26 % más de fracturas y un 31% más de incidentes de caídas que en el grupo placebo.

Aumento de la Cantidad Diaria Recomendada (CDR) de Vitamina D

La pauta general tenderá a incrementar la ingesta de suplementos de vitamina D en los EE.UU. Se espera que la CDR para las personas mayores se incrementará de 20 a 25 mcg de vitamina D (800-1000 UI) para obtener un nivel en la sangre deseado de 75 nmol / L. En estas dosis, los niveles de hormona paratiroidea se normalizará y el tejido óseo mejorará.

Para aquellos que tienen osteoporosis, son obesos, pasan demasiado tiempo en casa o sufren de mala absorción de nutrientes, la ingesta diaria puede ser incluso mayor a 50 mcg (2000 IU) o más.

Para ser capaces de ofrecer asesoramiento de suplementación adecuada, es necesario para muchos grupos de la población que periódicamente comprueben sus niveles de vitamina D sérica.

 

Fuentes

  1. Milaneschi Y, Shardell M, Corsi AM. Serum 25-Hydroxyvitamin D and Depressive Symptoms in Older Women and Men. Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism May 5. doi:10.1210/jc.2010-0347
  2. Hoogendijk WJG, Lips P, Dik MG, et al. Depression Is Associated With Decreased 25-Hydroxyvitamin D an Increased Parathyroid Hormone Levels in Older Adults. Arch Gen Psychiatry. 2008;65(5):508-12
  3. Bischoff-Ferrari HA, Dawson-Hughes B, Staehelin HB, et al. Fall prevention with supplemental and active forms of vitamin D: a meta-analysis of randomized controlled trials. BMJ. okt 2009. doi:10.1136/bmj.b3692
  4. Sanders KM, Stuart AL, Williamson EJ, et al. Annual High-Dose Oral Vitamin D and Falls and Fractures in Older Women: A Randomized Controlled Trial. JAMA. 2010; (303)18:1815-22
  5. Dawson-Hughes B, Harris SS. High-Dose Vitamin D Supplementation – Too Much of a Good Thing? JAMA. 2010; (303)18:1861-62
  6. Dawson-Hughes B, Mithal A, Bonjour J-P, et al. IOF positionstatement: vitamin D recommendations for older adults. Osteoporosis International. doi:10.1007/s00198-101-1285-3.

 

Patricia Lopez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

categorìas
SÍGUEME EN LAS REDES
ANTES Y DESPUÉS

Aquí podéis ver el antes y el después de mi colaboradora Beatriz.

ÚNETE AL CLUB VIP

Y DESCARGA TU REGALO

Obtendrás tu guía de 36 páginas gratuitamente.