OPERACIÓN DE PECHO (MASTOPEXIA)

por Fernando Royano / Nov 30, 2017

Hoy es un post especialmente dedicado a las mujeres que tienen pensado operarse el pecho, pero están indecisas. Sandra, una de mis clientas y colaboradora del blog, os cuenta su experiencia con la operación de pecho (Mastopexia)

Hola a todos/as, cuando Fernando me propuso contar mi experiencia sobre la operación de aumento de pecho o mastopexia, me pareció buena idea ya que creo que puedo ayudar a muchas mujeres a tomar una decisión de forma más consciente. Ademas muchas de mis seguidoras de Instagram me han preguntado sobre ello y creo que este artículo les puede ser útil

¿Qué tipo de operación fue?

La intervención fue de aumento y elevación ya que en mi caso, el pecho lo tenía bastante caído a raíz de bajar casi 40 kg de peso.

¿Por qué me operé?

Para mí era un complejo importante que tuve siempre, me condicionaba en ponerme ciertas prendas, en mis relaciones íntimas porque yo no me sentía a gusto con mi cuerpo, y no sólo me operé por el tamaño sino por la forma, y después de adelgazar todo el peso que tenía perder consideré que era el mejor momento para verme bien del todo y por fin vencerlo.

Mi consejo es que lo hagáis porque REALMENTE LO DESEAIS VOSOTRAS y no por dejaros llevar por modas o comentarios ajenos.

¿Tuve miedo a la operación?

Como cualquier intervención conlleva sus riesgos, yo debo decir que como era algo que quería hacer desde que soy adolescente, miedo tenía a la anestesia general. Jamás había entrado en un quirófano, por lo que tenía miedo a no despertarme, de hecho me despedí de mis personas queridas por si no volvía (jaja) pero nada que ver, hoy en día este tema está más que controlado y hay un porcentaje muy bajo de que haya alguna complicación, a no ser que tengas algún problema de salud (pero para eso está el preoperatorio).

Antes de la anestesia en la clínica donde yo me operé me hicieron todas las pruebas pertinentes, (análisis de sangre, de orina, electrocardiograma…) así como un test con preguntas de medicamentos que estemos tomando en ese momento o posibles alergias reconocidas, para evitar que haya alguna sorpresa durante la intervención.

Pasos a seguir (enlace)

Cuando fui a la clínica, una asesora me preguntó tras valorar mi pecho, que es exactamente lo que quería y probé diferentes prótesis con un sujetador deportivo para hacerme una idea de cómo se vería. Fue el cirujano el que después de tomar medidas de mi torso y ver mi fisonomía me aconsejó lo que sería más adecuado en mi caso.

Abogan por una belleza responsable aunque la última decisión sea la tuya.

¿Qué fue lo peor para mí?

Para mí el momento justo antes a la operación. Estaba muy nerviosa pero a la vez muy emocionada y el quirófano es un lugar muy frio, mientras el cirujano me dibujaba sobre la piel temblaba de los nervios.

Y el momento posterior, cuando estaba despertando de la anestesia, ya que a mí personalmente me dieron muchas nauseas, pero el mal estar en este sentido se pasa enseguida ya que te medican para cortarlas.

¿Qué anestesia se utiliza?

Utilizan anestesia general, (pero en algunas clínicas también utilizan anestesia local)

¿Es un postoperatorio doloroso?

Cada persona tiene un umbral del dolor distinto, yo personalmente pensaba que sería peor, pero lo llevé bastante bien,  los dolores más fuertes los pasé los tres primeros días, en los que tuve que dormir sentada en una butaca y no tumbada, ya que me tiraba la espalda, pero es cierto que los medicamentos que recetan para una semana ayudan mucho a aliviarlos.

¿Podré hacer las cosas por mí misma en el postoperatorio?

En la clínica me recomendaron que la primera semana tuviera ayuda para lavarme el pelo por ejemplo, vestirme, hacerme la comida, debido a que los puntos tiran y no podrás levantar los 3-4 primeros días los brazos por encima de los hombros, así como movimientos bruscos, si tienes mascota y alguien lo puede pasear mucho mejor ya que si da un tirón paseando te va a doler y resulta contraproducente.

Personalmente me quedé en casa de unos familiares que me ayudaron, pero a los 5 días yo ya estaba en mi casa haciendo las cosas con normalidad pero sin hacer esfuerzos excesivos.

¿Cuánto tiempo no podré trabajar después de operarme?

Me operé un viernes, y el lunes después de ese fin de semana ya estaba trabajando, (puntualizar que yo trabajo en una oficina y no hago movimientos bruscos ni cojo peso y pude trabajar sin problemas) pero dependerá del trabajo que tengas, o si tienes la ocasión puedes quedarte en casa la primera semana que es la peor.

¿Estuviste mucho tiempo sin entrenar?

Durante la primera semana, exceptuando los 3 primeros días, comencé a ir caminando a la oficina sin ningún problema, y para no perder la forma subía y bajaba los 9 pisos de la casa de mis padres y me controlaba mucho más con la comida,  para compensar la falta de movimiento

No obstante, del tipo de entrenamiento que tuve durante el primer mes que te recomiendan no ejercitar la zona superior del cuerpo os indicará Fernando con más precisión los ejercicios que me pautó.

¿Dónde me operé?

En CLÍNICAS DORSIA, en su página web encontrareis las clínicas más próximas en vuestra localidad, además os informarán de las ofertas disponibles en ese momento, también tienen vídeos con experiencias de clientas.

¿Cuánto me costó?

Las intervenciones de aumento de pecho están en un margen de 3000€-6.000€, dependerá de tu caso, pero en vuestra clínica os hablarán de ofertas disponibles así como de la financiación en caso de que queráis financiar la intervención.

 ¿El resultado es natural y te gusta?

Yo estoy muy contenta con el resultado, y lo veo muy natural, me operé el 01/12/2017 hace ya 4 meses, y aunque hasta que no pasa 1 año de la intervención no se ve DEFINITIVAMENTE como ha quedado el pecho, cada día que pasa lo veo más bonito, estoy muy contenta.

¿Qué talla tienes actualmente?

En mi caso una 95C que supone unos 360cc por pecho

Tuve que utilizar un sujetador deportivo de los que abrochan por la parte delantera, durante el primer mes incluso para dormir

¿Qué tipo de prótesis me he puesto?

Tengo una prótesis submuscular, quiere decir que el implante va por debajo del pectoral, la otra opción es subglandular.

Es una operación más compleja, pero el resultado queda más natural.

¿Volvería a hacerlo?

Es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida, he ganado mucho en seguridad en mí misma y me hace feliz poder haber vencido un complejo tan grande para mí, todo ha merecido la pena.

Tuve la gran suerte de ser intervenida por uno de los mejores cirujanos en cirugía plástica especializado en cirugía mamaria, además de una clínica en la que me atendieron desde el primer momento perfectamente, con mucha profesionalidad y comprensión, me sentí arropada en todo momento.

Ni que decir tiene que no elijáis cualquier sitio para operaros, por favor es mejor pagar más y contar CON TODAS LAS MEDIDAS SANITARIAS Y DE SEGURIDAD, antes que iros a cualquier sitio de mala muerte.

PARA TERMINAR

Espero que la experiencia de Sandra os sirva para tener las ideas un poco más claras. El probable que se nos pasen por alto algunos detalles y preguntas, pero si realmente tenéis interés, podéis dejar vuestras dudas en los comentarios y ampliaremos el post con mucho gusto

Fernando Royano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

categorìas
SÍGUEME EN LAS REDES
ANTES Y DESPUÉS

Aquí podéis ver el antes y el después de mi colaboradora Beatriz.

ANTES Y DESPUÉS

Aquí podéis ver el antes y el después de mi colaboradora Sandra.

ÚNETE AL CLUB VIP

Y DESCARGA TU REGALO

Obtendrás tu guía de 36 páginas gratuitamente.