CÓMO VENCER EL HAMBRE EMOCIONAL Y CONTROLAR TU ALIMENTACIÓN

ÍNDICE

¿Te has dado un atracón tras entrenar duro? El hambre emocional es un enemigo de tu salud y rendimiento. ¡Descúbrelo y supéralo!

¿Qué es?

El hambre emocional es el impulso de comer sin hambre real, por motivos psicológicos. Se desencadena por:

  • Estrés: El cortisol, la hormona del estrés, aumenta el apetito por alimentos ricos en azúcar, sal y grasa.
  • Emociones negativas: Buscamos consuelo en la comida, obteniendo un placer momentáneo que no resuelve el problema.
  • Aburrimiento o vacío: Comemos por aburrimiento o para llenar un vacío existencial que no sabemos cómo afrontar.
  • Hábitos de la infancia: Asociamos la comida con el afecto, el premio o la recompensa, y la usamos para sentirnos bien.
  • Influencias sociales: Comemos más de lo necesario por presión social, por no desentonar o por imitar a los demás.

Consecuencias:

  • Aumento de peso: Consume más calorías de las que gastas, lo que se traduce en un aumento de peso y de grasa corporal.
  • Sentimientos de culpa: Después de comer por motivos emocionales, es habitual sentirse culpable, avergonzado o fracasado, lo que puede generar un círculo vicioso de más hambre emocional.
  • Problemas de salud: Te hace elegir alimentos poco nutritivos, que pueden dañar tu salud a largo plazo, provocando enfermedades como la diabetes o la enfermedad cardíaca.

Estrategias para superarlo:

  • Identificar las causas: El primer paso es reconocerlo y averiguar qué lo provoca. Así, podrás buscar soluciones alternativas a la comida para manejar tus emociones.
  • Gestionar el estrés: El estrés es uno de los principales desencadenantes, por lo que es fundamental aprender a controlarlo. Algunas técnicas que pueden ayudarte son el ejercicio, la meditación o el yoga.
  • Comer conscientemente: Presta atención a las señales de hambre y saciedad de tu cuerpo, y come solo cuando tengas hambre real. Come despacio, saboreando cada bocado, y sin distracciones.
  • Llevar un diario de alimentos: Puede ser una herramienta útil para identificar patrones de alimentación emocional y tomar conciencia de tus hábitos.
  • Buscar ayuda profesional: Si el hambre emocional es muy intenso o frecuente, y te impide llevar una vida normal, puede ser conveniente buscar ayuda profesional. Un psicólogo o un nutricionista pueden orientarte y apoyarte en el proceso de cambio.

Recuerda:

  • No estás solo.
  • No te castigues por comer emocionalmente, perdónate y aprende de la experiencia.
  • No uses la comida como una muleta emocional, busca otras formas de expresar y canalizar tus sentimientos.
  • Con voluntad, paciencia y constancia, puedes vencer el hambre emocional y tener una relación saludable con la comida.

El hambre emocional es un problema común que puede tener consecuencias negativas para la salud física y mental. Sin embargo, hay muchas estrategias que puedes utilizar para superarlo.

Recuerda:

  • Es normal tener emociones negativas.
  • No uses la comida para ocultar tus emociones.
  • Hay muchas formas saludables de afrontar las emociones difíciles.
  • Con esfuerzo, puedes superar el hambre emocional y tener una relación saludable con la comida.

Fernando Royano

Otros posts que pueden interesarte

Deja un comentario

En Wellnessreal nos dedicamos a mejorar la vida de las personas, enseñando hábitos y estilo de vida saludable desde un punto de vista global y sencillo.

Buscar en el blog

Buscar

Descarga tu guía

Antes y después

Aquí podéis ver el antes y el después de mi colaboradora Beatriz.

otros clientes que ya lo lograron

SUSCRÍBETE a la
NEWSLETTER

Y recibe mails semanales sobre los últimos artículos en la web, reflexiones e información exclusiva completamente gratis y además obtendrás tu guía de 36 páginas gratuitamente.

Únete al club vip
y descarga tu regalo

Obtendrás tu guía de 36 páginas gratuitamente.

¡Importante!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.

Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.